+ CIENCIA

Nuestro corazón trabaja arduamente para enviar sangre a la cabeza pues tiene a la gravedad de la Tierra en su contra. Es decir, mientras la gravedad nos atrae hacia el centro de la Tierra, la sangre debe fluir por todo nuestro cuerpo, por lo que necesita ir en dirección contraria a ella. En el espacio la gravedad es menor y en lo que el corazón se reajusta, los astronautas presentan exceso de sangre y todo tipo de fluidos principalmente en la parte superior de su cuerpo. El exceso de fluidos en los pulmones, cerebro, ojos, oídos y papilas gustativas los hace sentirse congestionados, mareados y con visión borrosa. Los intestinos trabajan inadecuadamente y los astronautas dejan de defecar, sin embargo orinan mucho para regular los fluidos del cuerpo. ¡Y esto dura de 4 a 6 semanas!